Noticias

Nuestro Arcoiris: La intersección entre Latinx y LGBT+

Nuestro Arcoiris: La intersección entre Latinx y LGBT+

Por Nicolas Bernal

‘Queer latinidad’ es un término acuñado recientemente que se está volviendo cada vez más relevante en nuestra sociedad diversificada. Describe una comunidad novedosa cuyos componentes tienen muchas características complementarias y muchas contradictorias. Estos incluyen conservadurismo social, cultura bulliciosa, liberación sexual, luchas compartidas y más.

La comunidad latina LGBTQ tiene una rica herencia de activismo. El primer candidato abiertamente gay para un cargo público en los EE.UU. fue José Julio Sarria, quien se postuló para la Junta de Supervisores de San Francisco en 1961. En Nueva York, una de las personas acreditadas con el inicio de los Disturbios de Stonewall en 1969 – que ayudaron a inspirar el comienzo del movimiento de derechos LGBT – fue Sylvia Rivera, una mujer puertorriqueña transgénero. En Los Ángeles, Robbie Rodríguez, de 38 años, director de programa de Equality California, dijo que los últimos años han sido un reto para las personas LGBTQ Latinx.

El papel de género familiar en la cultura hispana/latina a veces se considera definido por claras líneas de luz. A menudo, padres y maridos tienen poder sobre las mujeres en sus vidas; las relaciones entre personas del mismo sexo interrumpen el papel tradicional. Este silencio abierto sobre la sexualidad puede ser matizado. La identidad familiar y la comunidad son importantes para las familias hispanas/latinas, que a veces ofrecen una red de apoyo a pesar de la desobediencia del niño LGBT contra la familia nuclear. Debido a que las personas latinas/lesbianas, gays, bisexuales y transgénero experimentan una mayor discriminación racial en una sociedad más amplia, el apoyo primario puede provenir de familias donde son estigmatizadas, pero aún aceptadas.

En los Estados Unidos, los niños latinos/a que se identifican como LGBTQ se enfrentan al escrutinio de su comunidad en el hogar y en las escuelas, especialmente dentro de una experiencia en la escuela secundaria o de preparación para la universidad. Mientras se enfrentan al escrutinio de la familia y la comunidad para mantener la normalidad de género para prosperar en los Estados Unidos, también se enfrentan al escrutinio de sus compañeros, mentores y administradores educativos. Este escrutinio incluye una falta de aceptación y reconocimiento como una entidad educativa separada dentro de los programas de educación sexual proporcionados por muchos distritos de educación secundaria. Cuando se incita a los maestros a explicar la educación sexual para lesbianas o gays, los maestros o educadores asumen que el cuerpo estudiantil es uniformemente heterosexual y rechazan o consideran las preguntas inmaduras y fuera del alcance de su enseñanza.

Hombres gay hispanos y latinos reportan haber experimentado racismo dentro y fuera de la comunidad gay. Los hombres gay latinos con piel oscura y rasgos indígenas reportaron el mayor nivel de discriminación, incluyendo de la comunidad gay blanca. Los bares gays, por ejemplo, eran espacios donde los latinos y otras personas de color se enfrentarían a la discriminación. Esto motivó la creación del primer y único bar gay latino en el Distrito de la Misión de San Francisco en 1979, “Esta Noche”. Lesbianas latinas también reportan haber experimentado racismo de la comunidad LGBT blanca.

NOTA: Las opiniones expresadas en este blog son sólo las opiniones del autor. No es de suponer que las opiniones sean de GALEO o el GALEO Latino Community Development Fund. Para la posición oficial sobre cualquier tema de GALEO, por favor contacte a Jerry González, CEO de GALEO en jerry@galeo.org.

 

English