Noticias

Síndrome del Impostor

Por Alba Villarreal

El síndrome del impostor es uno de los fenómenos más incomprendidos, pero universalmente experimentados en la comunidad latina. Se define como sentimientos intensos de desconfianza y no pertenencia, ambos que pueden afectar gravemente la salud mental. Como su nombre indica, las personas que experimentan esto en su vida cotidiana se sienten como impostores. Navegando como un “impostor”, constantemente temen que un día serán expuestos como un fraude. Según un estudio del Behavioral Science Research Institute, casi el 70% de los profesionales han experimentado el síndrome de impostor.[1]

Si bien no es un diagnóstico oficial, el síndrome del impostor es muy real en la psique de los individuos latinos que luchan por encontrar su lugar en entornos académicos y profesionales mayoritariamente blancos. A medida que la comunidad Latinx crece y entra en la fuerza laboral y la educación superior, muchos se encuentran perdidos e inseguros de sus habilidades. Las mujeres, especialmente, luchan más comúnmente con el síndrome del impostor, con un 54% que lo reporta. Esto hace que las mujeres latinx y otras mujeres de color sean las más susceptibles al síndrome impostor.

Uno de los espacios más comunes donde se experimenta el síndrome del impostor es en entornos académicos, donde un gran número de estudiantes latinos luchan constantemente. Sin el apoyo adecuado, estos sentimientos de auto-duda pueden crecer y crear estrés en un estudiante. Esto lleva a malas calificaciones y arriesga su futuro académico. Muchos colegios y universidades predominantemente blancos no están equipados para tratar a los estudiantes a través de esta dificultad y por lo tanto pierden muchos estudiantes cada año. Esto puede explicar las bajas tasas de graduación universitaria en las comunidades latinas.[2]

Incluso después de graduarse, los individuos latinos pasan a luchar con el síndrome del impostor en entornos profesionales. Navegar una nueva carrera en un espacio predominantemente blanco puede ser difícil para la gente latina. Para muchos, pone a prueba la productividad y la salud mental.

Sin los recursos adecuados y el acceso desproporcionado a la educación para las comunidades latinas, la gente seguirá luchando contra el síndrome del impostor. Los recursos de salud mental como la terapia pueden mejorar las condiciones que crean tales sentimientos de duda. Sin embargo, diversificar nuestros espacios profesionales y académicos reducirá significativamente la prevalencia del síndrome impostor.

[1]  Shirley Gomez, et al. “Coping with Imposter Syndrome, and Surviving to Tell the Story.” BeLatina, 25 Aug. 2020, belatina.com/latinos-impostor-syndrome/.

[2] Muller-Heyndyk, Rachel. “Female and Younger Leaders More Susceptible to Imposter Syndrome.” HR Magazine, 2019, www.hrmagazine.co.uk/content/news/female-and-younger-leaders-more-susceptible-to-imposter-syndrome.

NOTA: Las opiniones expresadas en este blog son sólo las opiniones del autor. No es de suponer que las opiniones sean de GALEO o el GALEO Latino Community Development Fund. Para la posición oficial sobre cualquier tema de GALEO, por favor contacte a Jerry González, CEO de GALEO en jerry@galeo.org.

English